¿Qué es una patente?

Una propiedad de patente es un derecho exclusivo para evitar que terceros puedan explotar comercialmente su invención durante un máximo de 20 años. En contrapartida a este derecho, es necesario proporcionar una descripción completa de la invención que será hecha pública tras una demanda de solicitud en una Oficina Nacional de Patentes o en la Oficina Europea de Patentes. Éste es uno de los requisitos para poder obtener su patente. A partir de ese momento su invención formará parte de una base pública de datos.
Una invención puede ser un producto físico, un proceso o un uso. La invención debe resolver un problema técnico o mejorar una limitación existente dentro del estado de la técnica. Por ejemplo, cuando una batería de un teléfono móvil sólo dura cuatro horas, pero como resultado de una nueva invención el teléfono móvil puede utilizarse durante seis horas. Mediante una patente se puede restringir a terceros la explotación comercial de su invención. Al mismo tiempo es posible vender un derecho a un tercero para que pueda explotar comercialmente y/o reproducir su invención mediante un acuerdo de licencia. Como resultado, una patente no sólo proporciona protección, sino que también ayuda en la obtención de un beneficio adicional y la oportunidad de propagar rápidamente innovación por todo el mundo.

En DOGIO Patents le proporcionamos asesoramiento sobre las posibilidades de su empresa a la hora de solicitar una demanda de patente y sobre cómo utilizar dicha patente con la mayor eficacia posible para lograr sus ambiciones.